Control Mental, Control del Stress y Motivación con Mensajes Subliminales

InicioProductosArticulos

mente de rico

El Secreto

El Secreto

El Secreto

El Secreto












 

LA RELAJACION Y LOS METODOS DE RELAJACION

 

QUE ES LA RELAJACION

Durante muchísimo tiempo se ha pensado que relajarse consiste simplemente en no utilizar los músculos, cuando en realidad esto solo es descansar o dormir; mientras que los metodos de relajación que llevan a una verdadera relajación profunda de los músculos, pueden producir grandes cambios, no sólo en nuestros músculos, sino también en nuestros estados de consciencia y conocimiento.

El solo hecho de no moverse, no indica necesariamente que estemos relajados, sino que tal vez en el mejor de los casos que estamos simplemente manteniendo nuestro sistema muscular en equilibrio. (1)

La realidad es que no somos conscientes de la magnitud del esfuerzo muscular y cerebral que conlleva el solo hecho de mantener cierta postura.

Por ejemplo, cuando un acontecimiento nuevo nos lleva a una situación de tensión, que nos prepara para las respuestas de lucha y huida; nuestro sistema muscular reacciona frente a esta tensión, llevándonos a buscar un nuevo equilibrio muscular, a un nivel de tensión superior. Y lo peor de todo es que nuestro cuerpo tiene tal capacidad de adaptación, que luego de un cierto tiempo, simplemente nos acostumbramos a ese nuevo nivel de tensión, y dejamos de tener consciencia de él.

Otro aspecto que es interesante destacar es que, como decía el Dr. Frederick Alexander (2)

"El habito afecta el funcionamiento"

Esto quiere decir que cuando un individuo, por diversos motivos, desarrolla un estado de agitación y estrés, aunque luego se coloque en una situación pasiva, esta inmovilidad es solo aparente y exterior, pues interiormente continúa con el mismo estado de agitación.

Esta falta de resolución de los efectos residuales del estrés, a través de buenos metodos de relajación, es lo que muchas veces lleva a las personas a afirmar, que han intentado relajarse varias veces, y que nunca lo han logrado; afirmación esta que se debe aceptar no como una imposibilidad de relajarse, sino que los metodos de relajación utilizados han producido una mala experiencia de relajación.

Hasta 1908 la gente creía que la relajación era la sensación de placer que derivaba de la diversión, pero en ese año, el fisiólogo Edmund Jacobson (3) empezó sus investigaciones en Harvard, hasta llegar en 1920 a la conclusión de que:

La tensión es tan importante, que la mayor parte de las dolencias que conocemos, se deben a excesos de tensión nerviosa

Jacobson también comprobó que era realmente enorme la vinculación entre la relajación de nuestros músculos y nuestro estados mentales y emocionales; llegando a demostrar experimentalmente, la relación entre nuestra imaginación y los estados de tensión muscular.

Hoy en día puede por eso afirmarse que, aprender a controlar nuestra tensión muscular, es nuestra mejor defensa contra la numerosa familia de las enfermedades psicosomáticas.

Fue precisamente Jacobson quien se dio cuenta por primera vez, que inmovilidad no es sinónimo de relajación, sino que se puede estar tenso aún en los momentos de mayor inmovilidad, como por ejemplo, el momento del sueño.

También fue Jacobson el que pudo establecer definitivamente el vínculo entre la relajación y la imaginación, con experimentos como el hacer que un sujeto se imagine levantar un peso, y comprobar así la explosión de actividad eléctrica que se registraba en el músculo, aún cuando este no se moviera en absoluto.

Es interesante destacar como aún cuando ya contamos con excelentes trabajos de investigación sobre la tensión nerviosa y sus efecto sobre el organismo, todavía es común escuchar como la gente se queja del agotamiento que le producen sus estados de tensión, mientras que:

Lo que agota no es la tensión, sino la falta de relajación (4)

Solo el mantenimiento de nuestro equilibrio entre estrés y relax a través del uso de buenos metodos de relajación, nos permite el adecuado rejuvenecimiento del cuerpo y de la mente, que nos posibilita enfrentarnos luego a nuevos estímulos estresantes sin consecuencias nocivas para nuestra salud.

Debemos entender, pues que la relajación no consiste en la ausencia de actividad, sino en un estado en que nuestro organismo realiza toda una serie de actividades orientadas hacia nuestra superación del estrés; y por lo tanto, al consistir en una actividad, es pasible de mejoramiento con la práctica, tal como sucede con cualquier otro ejercicio.

Nuestros estados naturales de relajación y equilibrio pueden ser alterados por los estresores (estímulos exteriores que ocasionan estrés) y el estrés (palabra de origen ingles sinónimo de tensión nerviosa) es la respuesta de nuestro organismo frente a dichos estímulos.

El restablecimiento del equilibrio interno alterado por los estados de estrés, se llama "Síndrome de Adaptación General" (tal es el nombre dado por el Dr. Hans Selye) (5) y consiste en tres fases:

La fase de alarma
La fase de resistencia
La fase del agotamiento

Se entra en la fase de alarma cuando uno define a cualquier estimulo externo como algo negativo, peligroso o perjudicial (independientemente de que realmente lo sea o no).

La fase de resistencia también se conoce como etapa de adaptación biológica funcional, y está constituida por todas las reacciones generales no específicas, provocadas por la acción de los estímulos estresantes, ante los que el organismo busca alguna forma de adaptación.

La fase de agotamiento o sumisión, se produce cuando decae la efectividad del organismo para sobreponerse a la prolongada acción de los factores estresantes.

De acuerdo con las observaciones del Dr. Selye, por regla general, se pasa por las dos primeras fases, y solo cuando estas no bastan para solucionar nuestro estrés, es que entramos en el agotamiento, que es un estado de fatiga física y empeoramiento del individuo, que si se prolonga durante demasiado tiempo, puede llevar incluso a la pérdida de la vida.

Hemos dicho anteriormente que el hombre al igual que el resto de los animales, viene a este mundo preparado biológicamente par dos respuestas frente al estrés: la lucha y la huida; no obstante el hombre como animal racional tiene una tercera opción que es la de re-definir la situación.

Hace ya dos mil años el filósofo Epícteto observó que:

"el ambiente no es totalmente responsable de nuestras perturbaciones, sino que son nuestras percepciones las que nos causan el dolor psicológico"

Y es precisamente por ello que el hombre puede protegerse de un medio agresivo, no-solo huyendo o luchando, sino también ignorándolo, restándole importancia, re-definiendo el suceso como algo no tan nocivo, o tal vez hasta positivo.

No obstante es importante destacar, que sea cual fuere el método que usemos para enfrentarnos al estrés (lucha, huida, o re-definición), solo la relajación resultante del uso de buenos métodos de relajación, nos permite eliminar los efectos desequilibrantes del estrés.

Pero la relajación, aunque es la mejor forma de lucha contra los efectos nocivos del estrés, solo elimina sus consecuencias, es decir que siempre se hace necesario un análisis de la situación, para ver en qué medida podemos evitar la incursión en nuevas situaciones estresantes.

EJERCICIO DE RELAJACION Y PROGRAMACION

Un ejercicio de relajación se debe dividir en dos fases:
La fase de la relajación activa
La fase de la relajación pasiva

En la fase activa, el participante se dedica a la ejecución especifica del método de relajación elegido; mientras que en la fase pasiva, se le pide al individuo que sea un mero espectador de su propia relajación, dejando que funcionen automáticamente los mecanismos innatos naturales que nos llevarán al estado de recuperación.

El ejercicio que mencionaré a continuación está efectivamente dividido en tales dos fases, y sirve para el cumplimiento de varios objetivos:

La relajación
El aumento de la concentración
El desarrollo de la imaginación
El mejoramiento de sí mismo
La solución de problemas

NOTA: A continuación haremos una mera enunciación de los pasos para lograr una buena relajación. Este ejercicio forma parte de la serie de 42 temas de meditación y motivación que he grabado para ti.

Puedes encontrar el primer ejercicio de relajación AQUI y un ejercicio de relajación profunda AQUI

Ubícate cómodamente en tu postura preferida, toma una respiración profunda, y al exhalar siente como desciende por todo tu cuerpo una sensación de relajación...

Toma otra inspiración profunda, y al exhalar siente como un telón que baja en tu mente, y te lleva a una profunda sensación de paz mental.

Toma otra inspiración profunda y al exhalar siente como todo tu ser entra a un nivel mental más profundo, y más saludable...

Una vez que has logrado un primer estado de relajación general es necesario lograr una relajación más profunda, y para ello debes pensar específicamente como se relaja cada una de las partes de tu cuerpo, comenzando desde la cabeza hasta los pies.

Luego que has imaginado como se relaja cada una de las partes de tu cuerpo, puedes lograr un nivel mental más profundo contando lentamente hacia atras desde el 25 hasta el uno.

Respira lenta y profundamente.

Haz otra profunda inspiración, y luego expulsa lentamente el aire, mientras sientes como una oleada de cálido relajamiento recorre tu cuerpo desde la cabeza hasta los pies...

Imagínate que estas en medio de un paisaje soñado...

Presta atención a cada uno de los detalles del paisaje soñado que te gusta imaginar.

Disfruta del relajamiento total...

(PAUSA DE 1 MINUTO)

Concéntrate en la minuciosa planificación de lo que tú deseas. Imagínate posesión de tu más preciado sueño... imagínate siendo, haciendo o teniendo, lo que tú más deseas... y trata de vivir ese deseo con la felicidad del logro...

Represéntate mentalmente con todo detalle posible, como cambiará tu vida ante este logro.

Cada vez que entres a estos niveles mentales especiales, lograrás efectos benéficos para tu cuerpo y para tu mente.

Puedes usar estos niveles mentales especiales para tu beneficio, y para el de cualquier otra persona que lo necesite física o mentalmente.

Tu tienes el poder para ayudarte y ayudar... en cualquier tiempo y lugar que lo necesites...

Para retomar nuevamente tus niveles conscientes habituales, cuenta lentamente del uno al cinco.

----- Fin del ejercicio -----

Con este método de relajación, si sigues la secuencia indicada suficientes veces, lograrás la relajacion deseada.

Si sientes que por más que repites los pasos señalados no llegas a lograr el efecto deseado, recurre a mis ejercicios grabados y lo lograrás con facilidad.

Nota: Puedes imaginarte como ya logrados tantos proyectos como tengas en tu mente, pero a fin de que tus dudas y temores actuales no conspiren contra la profundidad de tu pensamiento, no te detengas en cada proyecto más que el tiempo necesario para un rápido flash mental.

Una pregunta que probablemente te surja, es:

 

¿Cuánto tiempo debo practicar esta clase de ejercicios, para comenzar a sentir sus efectos benéficos?

La respuesta es que, posiblemente sientas dichos efectos, desde la primera vez que practiques; pero que como todo ejercicio físico, se mejora con la práctica, y mientras el dominio desde un nivel principiante puede llevar uno a dos meses, a medida que se continúa practicando el ejercicio, los efectos benéficos continúan extendiéndose, llevandote a un mejoramiento de toda tu vida.

En cuanto al tiempo que debe durar cada ejercicio, las experiencias del Dr. Benson parecen dar un claro indicio de que es posible provocar modificaciones físicas intensas, con solo quince minutos de practica diaria, en cualquier momento del día.

LA SENSACION DE RELAJACION

Aunque es imposible presentar una demostración científica absoluta, es una creencia, hoy en día bastante generalizada, que con la relajación se produce una disminución de la información, que los sensores de las células musculares transmiten al cerebro; lo cual provoca que una menor cantidad de neuronas se distraigan con el proceso del equilibrio muscular.

Desde el punto de vista neurofisiológico, se cree que una menor ocupación de la corteza cerebral con la información muscular, conduce a una disminución del control que esta ejerce en las áreas inferiores del cerebro, responsables del control de funciones más primitivas; como consecuencia de lo cual, al liberarse los centros controladores más primitivos, se produce una serie de impulsos de carácter motor hacia abajo, provocando en el sujeto sensaciones como:

"Aflojarse"
Estremecimientos
Hormigueos
Sensaciones de flotar
Pesadez del cuerpo acompañado también muchas veces con la producción de imágenes, o luces, o colores
Pudiendo provocar incluso, una liberación de energía revitalizante, que en algunos casos llevará al individuo a un estado de euforia y gran placer.

Hoy en día son bastante numerosos los métodos de relajación empleados, pero cabe destacar que la diferencia radica más en la forma de encarar el tema, que en sus consecuencias fisiológicas.

Independientemente de lo que los diversos sujetos perciben en un estado de relajación, que puede variar desde una o varias sensaciones de las mencionadas, hasta ninguna, siempre se produce una serie de respuestas orgánicas, excelentemente detalladas en los estudios realizados en el Thorndike Memorial Laboratory de la Universidad de Harvard, por el Dr. Herbert Benson (6) que incluyen:

La disminución del ritmo respiratorio
La disminución del consumo de oxígeno, a niveles inferiores a los que se logran con el sueño más profundo
La disminución del ritmo cardíaco
La disminución de la presión arterial
La disminución de la tasa de metabolismo hasta en un 18% con solo 15 minutos de relajación
La disminución en la cantidad de lactato sanguíneo (este es uno de los instigadores de la ansiedad)
El desarrollo de un estado de descanso al nivel más profundo
El aumento de las frecuencias cerebrales Alfa (correspondientes a estados relajados)
Variados cambios benéficos en los estados emocionales de los practicantes
Un considerable incremento en la capacidad de recuperación y prevención de las enfermedades

Referencias bibliográficas:

(1) Brown, Bárbara B. "New Mind, New Body Biofeedback: New Directions for the mind". Bantam Books, Incs. U.S.A., 1976
(2) Barlow, W. "The Alexander Technique" New York: Knopf, 1979
(3) Jacobson, E. "Progressive Relaxation" Chicago: University of Chicago Press, 1938
(4) Muse, Mark Dana "Estrés y Relax" Editorial IPPEM, 1983
(5) Selye, H. "La tensión en la vida (El Estrés)" Compañía General Fabril Editora, 1960
(6) Benson, H. "The Relaxation Response" New York, William Morrow, 1975

NOTA: Este capítulo sobre la relajación y los métodos de relajación forma parte del libro "El Secreto de La Lámpara Mágica"

Escrito por el Dr. Roberto A. Bonomi

El Dr. Bonomi es el autor original de El Secreto y La Ley de Atraccion y ha escrito 4 libros, 2 DVD y 43 CD de autoayuda. Para informarse sobre los seminarios de Energía Mental (o Control Mental) del Dr. Bonomi consulte la siguiente página web www.drbonomi.com/seminarios.html
Este articulo puede ser reproducido mientras no se le realicen modificaciónes y se incluya esta fuente de referencia completa.

COMPRA CON TARJETA
COMPRA SIN TARJETA
COMPRA EN ARGENTINA
COMPRAR A UN
DISTRIBUIDOR

Clic AQUI para comprar con un Giro

Clic AQUI para ver la lista de los Distribuidores Autorizados

Si en su ciudad no existe nadie que venda EL SECRETO... aproveche esta oportunidad, adquiera el libro e ingrese como Distribuidor

 

Home Business LinksAfiliados

Control Mental, Control del Stress y Motivación con Mensajes Subliminales