Video 7 EL SECRETO de La Ley de Atracción


http://www.el-secreto.biz Para EL SECRETO y la ley de la atraccion solo el cielo es el límite

Texto del Video:

¿Qué recomendación le daría Usted a los
radioescuchas en este momento?
Dr. Bonomi: Yo la recomendación que les daría es que
piensen como decía Dyer que…
“El cielo es el límite”
Cualquiera de los que me están escuchando en este momento,
puede lograr mucho más, de lo que en este momento creen
que pueden lograr.
Simplemente tienen que animarse. Solamente tienen que
planificar su vida, en lugar de dejarse llevar por el viento
como si fueran un barrilete.
Yo puedo esperar a ver qué es lo que sucede, como por
ejemplo esperar a ver si mi jefe me va a dar o no un aumento,
y si me da un aumento o no, a ver qué es lo que hace el
gobierno con la economía…
Y quedarme como esperando que otros hagan cosas, y luego
yo simplemente ser llevado por esas cosas.
Bien, esa es una postura, y es la postura de la mayoría de la
población. Son como ovejitas que están esperando que la
oveja madrina haga ruido con la campanita, y la siguen.
Y no saben si van a ir a parar a un precipicio, o a un verde
pastizal.
La otra postura es decidirse a tomar el timón de sus propias
vidas. Darse cuenta de que tienen un enorme poder.
Han sido creados a imagen y semejanza del Creador. Y esto
significa que tienen la capacidad de crear a partir del
pensamiento. Pueden crear lo que se les de la gana.
Simplemente tienen que proponérselo, tener las ideas muy
claras respecto de lo que quieren, y luego mantener
firmemente esa idea en su mente, no dejando en ningún
momento que la duda perturbe las energías que están siendo
atraídas.
En el momento en que ponemos nuestra mente sobre una idea
fija, empieza a generarse como un vórtice de energía, que
empieza a atraer hacia nosotros aquello en lo que estamos
pensando.
No tenemos forma de saber cuánta energía hemos atraído.
A veces la gente dice “Esto no funciona”, y dejan de trabajar,
dejan de ejercitarse, tal vez muy poco antes de que aparezca
aquello por lo cual estaban trabajando.
Es decir que si hubieran mantenido la misma línea de
pensamiento, tiempo después hubieran visto aparecer en su
vida, aquello que estaban esperando.
Simplemente no hay que ceder a la idea de que podemos
fracasar.
Solamente fracasa, aquel que se permite a sí mismo la idea
de fracasar.
Tenemos que hacer como Cortés. Cuando Hernán Cortés llegó
a América, y vio que los marineros que traía tenían deseos de
desertar, lo que él hizo fue prender fuego los barcos. Y
cuando prendió fuego los barcos les dijo: “Señores ahora nos
quedan solamente dos posibilidades:
 Podemos esperar aquí que vengan y nos maten los
indios
 O podemos ir y conquistarlos.
Y no tenemos otra opción, a España ya no podemos volver,
pues ya no tenemos barcos”

Comments are closed.